El juicio de Apollo Justice: Turnabout Trump, parte 2

22 02 2008

Un hombre muy muy muy muy, muy muy malo. 

 Y de repente, las cosas se ponen muy, muy interesantes. Olga Orli resulta ser una estafadora profesional; abogado para la defensa y mentor de Apollo, Kristoph Gavin resulta ser el asesino de Shadi Smith; aparece Trucy la hija de Phoenix Wright; y Phoenix el ya-no abogado utiliza evidencia falsa para probarlo.  También se revela que los eventos en el caso fueron todos planeados por Phoenix para asegurar que Kristoph fuera encarcelado.   

 Usualmente, el primer caso de cada juego de Ace Attorney es uno suave y relativamente simple, y su conexión a los otros casos del juego no es inmediatamente aparente.  Apollo Justice altera la tradición, haciendo al caso muy significativo.  No solo se revela que un miembro del sistema legal es un asesino (la cuarta vez que ocurre en la serie, aunque usualmente ocurre al final de cada juego y no al principio), y el primer asesino en la serie en no revelar inmediatamente su motivación, o falta de, una vez confiesan a su crimen.     Al final del caso, nos quedamos con dos misterios.  

  • ¿Quién era Shadi Smith, y que causó que Kristoph lo asesinara?  No se me ocurre nada, aunque todavía tengo la impresión de que Smith es un tipo de espía.  

  • ¿Qué ocurrió en el caso que causó que Phoenix abandonara su carrera de abogado hace siete años, y como está Kristoph involucrado (este implica que las maquinaciones de Phoenix fueron hechas con el propósito de vengarse de el)?  No tengo idea que pudo haber pasado, aunque estoy casi seguro que tiene que ver algo con la muerte de alguno de los personajes de los otros juegos—Maya o Pearl, o posiblemente Edgeworth.  Seguramente explicará porqué Phoenix tiene una hija de quince años (Phoenix tiene 33, dicho sea el paso).  Algo tiene que explicar su ausencia. 

 En fin, me gustó el caso, aunque no me encantó.  No tiene líneas particularmente memorables o el caos que ocurre en los mejores casos—nada como el “Well, we know whose milkshake brings all the boys to the yard” de Mia en referencia a Dahlia Hawthorne  y su habilidad de hacer que los hombres  se babearan por ella en el primer caso del juego pasado.  Por otro lado, el personaje de Kristoph no fue desarrollado lo suficiente como para que su traición tuviera impacto: ni era lo suficientemente agradable como para hacerme sentirme mal por su encarcelamiento, ni lo suficientemente malévolo como para sentirme bien por hacerlo.  Supongo que el impacto vendrá eventualmente cuando su hermano Klavier entre a escena, y cuando las motivaciones de Kristoph salgan a luz, pero bah.  El juego hasta ahora es más Justice for All que Trials and Tribulations. 

Oh, y antes de que se me olvide; este capítulo presenta uno se los nuevos sistemas del juego: la habilidad aparentemente (y decepcionantemente) super-humana de Apollo de determinar si un testigo miente por sus tics nerviosos.  Sin embargo, hasta ahora parece ser una habilidad que el jugador no controla, y aparece cuando la trama lo requiere.  Otra vez, bah.   

Con Kristoph encarcelado y Apollo sin hogar, nuestro héroe busca ahora hacer un nuevo comienzo en las oficinas de Wright & Co.  ¿Tendrá éxito?

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: